Domingo, Diciembre 17, 2017
   
Texto
Banner

Economista del BID sugiere ver "detalles" de reforma fiscal de EUA

4 Dic 2017.- El economista principal de Integración y Comercio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Paolo Giordano, dijo que hay que ver los “detalles” de la reforma fiscal y la tasa de impuestos corporativos que termine aprobándose en el Congreso de EUA, para ver si se impulsa la repatriación de capitales a ese país.

“Si fuera el caso que la tasa efectivamente pagada en Estados Unidos bajara sustancialmente, México va a estar claramente en una situación de presión de ver a la baja su tasa. Ahora, que se haga o no se haga, eso va a ser una decisión de política económica de México, pero sí los incentivos van a estar en aquella dirección”, apuntó.

En el marco de la presentación del estudio “Oportunidades de diversificación comercial de México”, de la consultora IQOM Inteligencia Comercial, llevado a cabo por encargo del BID, comentó que una tasa corporativa mayor a la de Estados Unidos le resta competitividad a México, pues influye en las decisiones de inversión de los empresarios, quienes optimizan las mismas en función de la carga tributaria que tienen los países.

Precisó que las decisiones de inversión no dependen solo de la carga tributaria, pues hay muchas otras situaciones o incentivos empresariales que van más allá de la reforma fiscal para localizarse más cerca de los consumidores o de los centros de innovación tecnológica.

“Creo que el impacto de la reforma fiscal puede ser importante, pero creo que hay que tener cuidado a no sobreestimar, porque se podrían tomar decisiones, como recortar a la baja, que después no necesariamente inciden realmente en las estrategias de las empresas”, añadió.

Herminio Blanco, directivo de la consultora IQOM Inteligencia Comercial y exsecretario de Comercio mexicano entre 1994 y 2000, estimó a su vez en entrevista en el mismo evento que el próximo gobierno federal en México tendrá que analizar si impulsa nuevos cambios al esquema fiscal nacional, tras la reforma fiscal que se impulsa en Estados Unidos.

El también jefe negociador del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que entró en vigor en 1994 y actualmente en renegociación, dijo que para evitar grandes diferencias en los impuestos corporativos entre México y Estados Unidos, el próximo gobierno tendrá que analizar si lleva a cabo una nueva reforma fiscal.

Refirió que la Cámara de Representantes y el Senado estadounidenses aprobaron cada uno su versión de reforma fiscal, y si bien ambas plantean un recorte a la tasa de impuestos corporativos de 35% actual, a solo 20%, la primera quiere que entre en vigor el año próximo, mientras el segundo propone que se implemente en 2019.

De acuerdo con el proceso legislativo que debe seguir la reforma fiscal de Estados Unidos, a partir de este lunes se integrará un comité de conferencia en donde representantes y senadores tendrán que negociar las diferencias entre las propuestas de cada cámara.

Blanco señaló que si la tasa del impuesto a las empresas en Estados Unidos queda muy por debajo de 30% que actualmente se aplica en México, el gobierno que iniciará el 1 de diciembre de 2018, tras la elección presidencial del 1 de julio, tendrá que impulsar una nueva reforma fiscal.

“La diferencia no va ser entre 20 y el 30% que tenemos nosotros, va a ser medio, y hay que ver de qué tamaño es, pero un país como México, con la cercanía con Estados Unidos, no puede estar muy diferente, porque queremos que las empresas estén aquí”, subrayó.

 

(Notimex)

Siguenos en

FacebookTwitterRSS Feed
Banner
Banner
Banner
Banner

Redes Sociales

Acceso