Martes, Octubre 17, 2017
   
Texto
Banner

¿Dará Doña Dolores tregua?… No me confiaría

Por María Dolores Ortega

Estimados, en 2018 Doña Lolita, es decir, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público asegura que la recaudación de ingresos tributarios esperada será apenas 2.1% real superior a la estimada obtener este 2017.

Esa tasa, podría ser similar o inferior al crecimiento proyectado para la economía mexicana en 2018, el cual estima el Ejecutivo federal sea de 2 a 3 por ciento.

La Secretaría de Hacienda afirma en el documento de Criterios Generales de Política Económica, que el compromiso del Gobierno federal es mantener un marco tributario estable para ofrecer certeza para el desarrollo de la actividad económica.

Lo que nos dicen es que esperan una recaudación de impuestos en 2018 de $2.96 billones, esa cifra será mayor en un 2.1% real a los $2.90 billones estimados para este año.

En materia de Impuesto Sobre la Renta, el gravamen más importante, estiman ingresos muy similares en términos reales a los de este año, proyectan que apenas aumenten 0.1% real.

Prevén por concepto de ISR una recaudación de $1.56 billones, en 2018.

La apuesta es al consumo, en materia de IVA y de IEPS prevén aumentos en su recaudación de 2.5 y 9.9% real, respectivamente, en comparación con lo estimado a obtener este 2017.

¿Qué nos dicen esas cifras?, que aparentemente Doña Dolores, es decir, la Secretaría de Hacienda, podría dar una tregua a la actividad productiva formal el próximo año.

No me confiaría tanto, sin embargo, podría asegurar con una alta probabilidad que en la primera mitad del 2018 si podría ocurrir.

La razón, Elecciones Federales para Presidente de la República Mexicana.

Es de esperarse, que nos endulcen un poco el ambiente en materia fiscal, quizá con menos auditorías, menos requerimientos, que no haya cargas administrativas fiscales adicionales, ojalá así sea.

La actividad productiva formal ha tenido desde el 2014 un apretón tremendo de parte del Servicio de Administración Tributaria, que no le viene nada mal un pequeño respiro en 2018, aunque sea con fines electoreros.

Somos, lo suficientemente maduros para no dejarnos embaucar con pequeñas golosinas, lo sé.

La buena noticia, insisto, es que nos quieren hacer creer que el SAT estará un poco apaciguado, ojalá así sea.

El Paquete Económico 2018, que presentó el Ejecutivo federal el pasado 8 de septiembre al Congreso de la Unión, me provoca, sin embargo, un gran enojo.

De nuevo, el Presidente Enrique Peña Nieto castiga a la inversión, propone en el rubro de gasto de capital una disminución de -3.4% real, respecto al monto aprobado para este año.

El gasto de capital propuesto en la Ley de Egresos de la Federación 2018 es de $594.7 mil millones, de los cuales un 92.3% corresponde a inversión física presupuestaria.

Como ya lo he dicho, sin inversión no hay crecimiento de largo plazo para ningún País.

Apostar de nuevo a que el consumo dinamizará la economía, como lo ha hecho este 2017, es una visión cortoplacista.

Pero, no podríamos esperar algo distinto, alcanzar tasas mediocres de crecimiento anual de 2% del Producto Interno Bruto, se hizo costumbre en la actual administración federal.

La probabilidad de que México consiga una tasa de 3% del PIB en 2018, la estimaría alta siempre que las condiciones comerciales con Estados Unidos persistieran como hasta hoy, sin embargo, aún no conocemos el desenlace de la renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte.

Por favor, mientras tanto no hagan enojar a Doña Lolita y demostremos nuestro compromiso, de que nosotros sí sabemos cumplir con nuestras obligaciones.

 

La Lic. Ortega Paredes, es Economista de la UANL; laboró para Grupo Reforma, y es analista de temas económicos, fiscales y laborales. @Doloresop

Siguenos en

FacebookTwitterRSS Feed
Banner
Banner
Banner
Banner

Redes Sociales

Acceso