Martes, Octubre 17, 2017
   
Texto
Banner

Ni un centavo más dejemos al SAT

Por María Dolores Ortega Paredes

De acuerdo a la Real Academia Española “reclamar” significa: clamar contra algo, oponerse a ello de palabra o por escrito.

Estimados, si son asalariados no dejemos de reclamar al gobierno federal a través de nuestra Declaración Anual, digamos también por este medio que no estamos satisfechos con su actuar.

Reclamemos TODO saldo a favor, no dejemos de hacerlo, sin importar el monto.

El pago de los impuestos es un deber ciudadano, este no es nuestro reclamo, sino el mal uso de los recursos que con tanto esfuerzo generamos el sector productivo de este País –empresarios y trabajadores-.

Aprovechen cada una de las deducciones personales que tienen, pago de colegiaturas de pre primaria, primaria, secundaria y de educación media; el pago de intereses hipotecarios.

El pago de la prima de gastos médicos mayores, el de su plan de su pensión, sus donativos, sus gastos hospitalarios, el de sus lentes, los gastos de sus check up, por favor seamos más lo que si reclamemos al gobierno.

Presenten su Declaración Anual, y RECLAMEN su devolución de impuestos.

Sigamos el ejemplo de cada vez un mayor número de mexicanos, no sigamos consintiendo el dispendio y el mal manejo de nuestros impuestos.

Del 2010 al 2016 el número de Personas Físicas –incluidas los Asalariados-, que tuvo una devolución automática autorizada tan sólo en el mes de abril creció 271%, es decir, casi se cuatriplicó.

En abril (mes de la Declaración Anual) del 2010, unos 357,257 contribuyentes tuvieron una devolución automática autorizada, el año pasado en el mismo mes esa cifra creció a 1 millón 326,034 operaciones.

Respecto al monto devuelto, también creció casi en la misma proporción en ese período, un 264%.

En abril de 2010 autorizó devoluciones automáticas por $2,708 millones, y en el mismo mes del año pasado el monto fue de $9,881 millones.

Pero, ¡faltan muchos!, de acuerdo a datos del propio Servicio de Administración Tributaria hay en el País 33.8 millones de asalariados.

Definitivamente, que ahora somos muchos más los que SI reclamamos, pero, podemos ser aún MÁS.

Por supuesto, claro que esto no significa que vayamos a dejar sin recursos al Gobierno, aunque lo merecería, sino por el contrario favorecemos más sus arcas.

En la medida que como contribuyentes exijamos las facturas de nuestros gastos –personales-, hay mayor generación de pago de impuestos.

Pero, lo que sí significa es alzar nuestra voz, es decirle al gobierno actual que no estamos de acuerdo con lo que hace, y que por lo tanto no estamos dispuestos a dejarle ni un centavo más.

Insisto, no lo merece.

 

La Lic. Ortega Paredes, es Economista de la UANL; laboró para Grupo Reforma, y es analista de temas económicos, fiscales y laborales. @Doloresop

Siguenos en

FacebookTwitterRSS Feed
Banner
Banner
Banner
Banner

Redes Sociales

Acceso